En el mes de agosto, Fundación Acrescere preparó de nuevo el macuto para pasar unos días de acampada y convivencia con niños, niñas, adolescentes y jóvenes de distintos lugares y contextos, donde tener la oportunidad de convivir y compartir unos días juntos en la Naturaleza.

Gracias a este proyecto estival de ocio y tiempo libre, formación, valores y cariño, más de unas decenas de niños que viven en centros de acogida en España, cada verano, tienen oportunidad de pasar unos días de vacaciones y descanso,como la tienen el resto de niños que conviven con sus familias durante el año.

Este año tenemos que agradecer de manera especial a los 10  voluntarios del proyecto MAGIS que han participado como monitores, por su entrega desinteresada y su gran labor de apoyo. Sin sus ganas, su entrega y cariño al preparar el campa y su trato con los niños este año no hubiera salido igual de bien, y es que como reza su emblema, no se han acomodado a lo ya conocido, han salido de si mismos y han buscado vivir estos días con intensidad, sin economizar en ganas y tratando de acertar en cada momento del día y en cada actividad programada, consiguiendo así convertirse en un referente muy positivo para los niños y niñas participantes.

Este año no han faltado las dinámicas de valores, los talleres creativos, las competiciones deportivas, las marchas y los ratos de piscina ni nuestras ya tradicionales gynkanas y por supuesto, tampoco han faltado las veladas nocturnas donde las risas y los buenos ratos han estado aseguradas.

Como siempre al finalizar nuestro campa, deseamos que los días que hemos vivido y lo que hemos aprendido nos sirvan para afrontar el curso que comienza y soñamos ya con poder repetir al año próximo...