El volumen económico que manejamos es muy reducido, debido a dos razones: en primer lugar el contexto de crisis económica que atravesamos desde que la Fundación Acrescere comenzó su actividad, donde se han reducido drásticamente los fondos tanto públicos dedicados a actividades de las entidades sociales, como las aportaciones privadas de empresas y particulares. Por otra parte una gran parte de nuestra actividad la realizamos sin coste económico gracias al trabajo voluntario de muchas personas y de la cesión gratuita de uno de los pisos donde atendemos a los jóvenes desde el año 2014.

Hemos decidido someter nuestras  cuentas a una auditoria externa anual, a pesar de no tener obligación legal. Creemos que este ejercicio de evaluación aporta transparencia y garantía a nuestros socios y donantes y a la sociedad en su conjunto.

 Cuentas 2014

 Cuentas 2015